• Type:

Entendiendo y resolviendo conflictos

Entendiendo y resolviendo conflictos

¿Recuerdas la última vez que discutiste enardecidamente con alguien? Tal vez tratabas de defender tu punto de vista, convencer a alguien o simplemente querías tener la razón.

Lamento decirte que, durante esta discusión, probablemente usaste comunicación violenta. No te preocupes, llevamos milenios comunicándonos de manera violenta. Venimos de una sociedad autoritaria en donde el que está por encima impone a los demás y para ello necesita enjuiciar, advertir y dar lecciones.

Comunicarse de manera violenta no siempre implica alzar la voz o utilizar palabras despectivas. También lo es dar consejos sin que nos lo pidan, quejarse o ser sarcástico. Si a nosotros mismos nos irrita cuando alguien usa alguna de estas formas, lo lógico es pensar que a los demás tampoco les agradará.

Todos queremos que nos traten con afecto y calidez, que nos escuchen de verdad, sentirnos comprendidos y que se nos tenga en consideración. Por lo tanto, cualquier forma de comunicación que se aleje de esto, se considera violenta, incluso aunque la intención sea buena.

Tradicionalmente nos han enseñado que el conflicto es algo malo,basta con ir al diccionario para darnos cuenta de que cada definición tiene una connotación bastante negativa, lo cual es el reflejo de nuestra sociedad. Tener un conflicto con otra persona nos causa malestar y ante esta situación generalmente tenemos dos tipos de reacciones: huir o atacar.

Cada uno de nosotros tenemos nuestro propio mapa interior formado por las experiencias y aprendizajes que hemos ido adquiriendo durante toda nuestra vida, lo cual nos hace únicos. Es común que, con tantas maneras de ver el mundo, nos encontremos con situaciones a diario con las que no estemos conformes o puntos de vista opuestos al nuestro.

La importancia de resolver un conflicto de manera positiva es fundamental ya que, si lo resolvemos correctamente nos podría ayudar a reforzar nuestras relaciones. De lo contrario, podría desembocar en la pérdida de comunicación total con esa persona.

La comunicación empieza por uno mismo

Volvamos a aquella discusión enardecida. Piensa por un momento en cómo sucedió. Probablemente esa persona hizo o dijo algo que te irritó, te hizo reaccionar y de alguna manera, la comunicación se rompió. Solemos pensar que son los demás quienes nos provocan o nos hacen sentir de alguna forma.

Únete a nuestros webinars en vivo, entrevistas y experiencias, accede a nuestra librería completa de speakers de Fuckup Nights, y consulta nuestro contenido escrito como blogs y reportes. Conoce nuestros planes.

¿Disfrutaste este contenido?

Aprende más sobre Conversaciones difíciles
Post anterior

Desarrollando una cultura de trabajo sana: Remota y en la oficina

Siguiente post

Descuida, no eres un fraude: Lidiando con el Síndrome del Impostor

1 comment

  1. eduardo castañeda dice:

    Excelente! muy buena
    justo cuando pasé por un conflicto, ¡Gracias!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top
es_ESES
en_USEN es_ESES